viernes, 23 de junio de 2017

Solo puede quedar uno


Pedro la única premisa que tiene clara es que ÉL es la izquierda y que su apuesta es ganarle el terreno al otro gallo en este gallinero de la "verdadera" izquierda que es Pablo Manuel Iglesias.

Ya de por si ,esta es una apuesta perdedora y lo es por tres motivos de los que por mucho que se le repite no termina de entender, cosas de creerse ÉL más guapo y listo de la clase.

Por lo pronto las elecciones no se ganan en la izquierda. Desconfía Pedro de lo que los españoles decimos en las encuestas. Si algo aprendimos en 40 años de dictadura y en los siguientes de democracia es a ser desconfiados y mentir como bellacos cuando alguien nos pregunta sobre nuestras opciones políticas. ¿Si la mayoría, según el CIS, se define de izquierdas como es que sigue ganando el PP y PSOE+Podemos no suman mayoría? Por ello abandonar el centro a Ciudadanos y al PP es un regalo que nunca podrán agradecerte Rivera, que ve agrandar su campo por la izquierda y Rajoy que tiene quemaduras en las manos de tanto frotarlas ante la contemplación de tus desvaríos.

Si esto no fuera suficiente la apuesta de Sánchez es una “suma cero” pues al pelearse por el mismo electorado la suma de PSOE y Podemos no aumentara, premisa necesaria para ser opción de gobierno.

Y si faltara algo “Pedro cariño mío”, de nada te servirá dejarte coleta y abandonar esa inmaculada camisa blanca para adoptar el desaliño escénico porque entre la copia y el original siempre ganara este. Con el proceso adaptativo a que estas sometiendo al Psoedemos, tu transfiguración provocara el abandono de aquellos que te vieron como líder y ahora contemplan tu papel de perrito faldero, pero hombre si hasta te vacila el maletilla especulador Ramón Espinar con eso de "Pedro Sánchez no se ha ganado todavía a Podemos", ¿Qué va a quedar de ti?

Por ello en esta competición de egos y machos alfa por el predominio de la izquierda solo puede quedar uno y cuando acaben de darse besos envenenados, navajazos dialecticos y desplantes escénicos la izquierda va a quedar hecha un erial con lo que tenemos Mariano Rajoy  para rato.

 

 

lunes, 19 de junio de 2017

¿De PSOE-A a PSA? La, arriesgada, ultima bala que le queda a Susana, antesala de una escisión


Visto como ha terminado el 39 congreso del PSOE son cada vez menos los que dudan de que como partido nacional el PSOE está roto y solo falta un acto final para certificarlo.

Sánchez, de suyo vanidoso, aupado por el 51% de la militancia a la Secretaría general se ha creído el rey del mambo y ha entrado en esta centenaria organización como elefante en una cacharrería.

Lo que, para Hernán Cortes, la quema de sus naves, pudo tomarse como un acto heroico, en el caso del nuevo Secretario general no es más que soberbia y estupidez. Creído en que con él nace un nombre nuevo, el nuevo socialista, le han bastado pocas horas para tirar por la borda el pragmatismo y sentido de Estado que inauguró González y que les permitió a los socialistas ser tenidos como una alternativa confiable y deseable por una buena parte de los españoles.

Ese desapego es lo que le ha llevado a negar la presencia en la Ejecutiva del 30% que no le votaron, el nombrar para presidir el Comité Federal a la “bicha” de Susana Díaz, al alcalde de Dos Hermanas (Sevilla) Francisco Toscano o a anunciar sin ambages que comienza su caza al disidente o discrepante señalando como primera pieza a Ximo Puig en la Comunidad Valenciana. Errores propios del niño que pone la pelota en el partido de patio de colegio, pero impropios de quien aspira a dirigir el segundo partido político de España y quien sabe, presidir el gobierno de la nación.

Por ello a Susana Díaz le van quedando cada vez menos opciones.

Si se queda a esperar vera como van cayendo una a una las cabezas que hasta ayer la apoyaron, Ximo Puig en Valencia, Page en Castilla La Mancha, Lambán en Aragón y Vara, si él también, en Extremadura, para finalmente sentir sobre su propio cuello el frio filo del hacha.

A ello parece condenada, pero Sánchez debiera recordar que el escorpión pica más cuanto más se le acorrala, y Susana Díaz reúne juventud, carencia de medios ajenos a la política y ambición, cualidades todas ellas que le pueden llevar a plantear una operación que le asegure un reino de taifas desde el que esperar tiempos mejores desde una posición de fuerza.

Una operación que pasaría por establecer una “relación especial” con el PSOE a modo de la que mantiene el Partido Socialista de Cataluña con la casa madre que el PSOE. Razones y argumentos no le faltarían.

Desde el punto de vista de peso electoral la situación no admite comparación. El PSOE en Andalucía aporta cinco veces más militantes que el catalán, y 22 diputados andaluces, de un total de 84 diputados socialistas frente a 7 que aportan los catalanes.

Por ello si Susana refrenda su dominio absoluto en el PSOE-A la opción de escindirse de un “partido madre” que le es cada día más hostil no es una opción que debiéramos descartar y ello sin dejar cerrada una posible escisión viendo el número de damnificados que está dejando los primeros nombramientos e intenciones anunciadas por el ciudadano Sánchez.

 

viernes, 16 de junio de 2017

La prestación para jóvenes desempleados. Una buena medida política y un parche económico


El Gobierno del PP quiere conseguir lo que ya obtuvo con el anuncio de la prestación para parados de larga duración, la foto con patronal y sindicatos a la vez que descolocar al PSOE. Y ello a través de una prestación de 430 euros mensuales para jóvenes desempleados y vinculada a un proceso formativo en paralelo.

Se estima que esta medida podrá beneficiar entre 402.000 desempleados jóvenes que carecen actualmente de cualquier prestación. Haciendo la cuenta unos 2.074 millones de euros al año. Caro o barato según se mire. Por lo pronto y para seis meses disponen de 500 millones de euros con lo que el techo presupuestario de beneficiarios estaría en 201.000 jóvenes parados dado que la medida se aplica a partir del próximo Julio.

Para el futuro perceptor, joven desempleado que no cobra ninguna prestación, un alivio a su desesperada situación.

Para el Gobierno una “foto” con Sindicatos y patronal que no tiene precio tras la fracasada moción de censura y que logra desequilibrar al PSOE que se verá en la obligación de criticar la medida, pero sin pasarse no se le vayan a cabrear los futuros perceptores y sus familias.

Y si esto se apunta por el lado positivo de la medida en el negativo debemos anotar su carácter de “parche” totalmente alejado de las medidas de fondo y estructurales que necesita el mercado de trabajo.

Puesto que el coste del trabajo es un factor crucial para fomentar su creación lo mejor sería emplear este dinero en bajar las Cotizaciones Sociales. Sí bajarlas 5 puntos tendría un coste anual de 10.000 millones, estos 500 millones podrían haber financiado la bajada de un cuarto de punto. ¿Mucho o poco? Para los perceptores la opción es clara, pero no sé si estas medidas cortoplacistas son las que España necesita. Para mí que no, pero me puedo, y seguro que lo hago, equivocar. Claro que viendo el poco éxito que tuvo la medida de los 400€ para parados de larga duración me parece que no.

lunes, 12 de junio de 2017

En el PSOE la guerra sigue abierta, solo se han dado un respiro


Pudiera parecer que con su victoria en las primarias y la entrega de 13 de las 17 agrupaciones regionales al “sanchismo” el panorama del Pedro Sánchez está despejado. Nada más lejos de la realidad.

Por un lado, hay que volver a recordar que Pedro Sánchez ganó con la mitad de los votos de la militancia con lo que ante sí tiene la tarea de atraerse a buena parte del 50% que no comparten su proyecto, misión más ardua si cabe si estos “opositores” se ven descabalgados por los partidarios de Sánchez en la bicoca de sus puestos orgánicos y electos, pues si les tocan el sueldo de opositores pasaran a irreductibles.

Por otro, el dejar vivos, con papel orgánico, territorial y con mando en plaza a cuatro de sus más señalados enemigos como son Page en Castilla La Mancha, Vara en Extremadura, Puig en Valencia y Susana Díaz en Andalucía no aventura nada bueno si a las primeras de cambio siguen los tropezones electorales del PSOE, y con Pedro ya llevan cuatro.

Pero si este es el panorama por el lado de los barones “a la contra”, tampoco son mejores o mejor intencionadas las acciones en el campo de Pedro Sánchez y como muestra un botón. El nombramiento de Alfonso Rodríguez de Celis como Secretario de Relaciones Institucionales lanza un mensaje directo al estómago de Susana Díaz. Este sevillano es, digámoslo suavemente, el “cordial archienemigo” de Susana en la agrupación socialista sevillana. Habiendo coincidido en el partido y como concejales en el Ayuntamiento siempre han estado enfrentados y sus palabras y actos siempre han sido irreconciliables dado que toda acción política de uno u otro se resumía en “quítate tú para ponerme yo”.

Tampoco tiene mejor pinta el panorama en Valencia donde el nuevo “portavoz in pectore”, Abalos, fue la opción que resulto vencida por Ximo Puig en el anterior congreso y a la que se le negó cualquier posibilidad de integración. Vistos los resultados de las primarias en Valencia donde también ganó Pedro Sánchez no hay que descartar que los movimientos lleguen antes que después pues tiene como premio la presidencia de una Comunidad Autónoma que además es gobernada en coalición con la franquicia de Podemos en aquella región. Punto este que no hay que dejar pasar en la estrategia de Pedro Sánchez de aproximarse al electorado de Podemos para darle el “sorpassso”.

Y para rematar la elección de Cristina Narbona para presidir el PSOE. Cierto que últimamente este puesto estaba muy infravalorado y quienes lo asumían carecían de la proyección nacional o sentimental que tuvieron Rubial o Chaves, pero el elegir a la mujer de José Borrell habla bien a las claras de en sustitución de quien se ha elegido o porque, y le niega de inicio cualquier poder conciliador o mediador a esta figura con vistas a tender puentes con la oposición interna. Vamos que el PSOE está de todo menos tranquilo y aquí las distintas posturas lo único que se han concedido es una tregua, sino al tiempo.

viernes, 2 de junio de 2017

Un poco de NODO para nuestros “Reyes de Copas”

Un año más, a la vista de la pitada al Rey y a la interpretación del himno de España he compartido la indignación de quienes hemos visto de nuevo zaheridos gratuitamente los emblemas que nos representan y amparan a todos los españoles por igual sin distinción de raza, religión u origen.
Como millones de españoles he pensado en las mil y una formas que permitirían acabar con esa estúpida costumbre, nacida de la cobardía que permite amparase en el anonimato de la chusma, y frente a muy sesudas reflexiones, propuestas de actitudes y comportamientos de nuestras más altas autoridades me permito aportar mi grano de arena.
Sabido es que los clubes que más jalean este comportamiento incívico, maleducado y cobarde, el FC Barcelona y el Athletic Club de Bilbao, son los mismos que atesoran en sus vitrinas el mayor número de trofeos de la competición que sucesivamente ha recibido el nombre de Copa del Rey, Copa del Presidente de la Republica, Torneo Nacional, Copa del Generalísimo y finalmente Copa del Rey.
Si el FC Barcelona ha aupado en 29 ocasiones la Copa, el Athletic Club de Bilbao lo ha hecho en 23 ocasiones, y de ellas 8 del Barcelona corresponden a la etapa de la Copa del Generalísimo al igual que 9 del Athletic Club de Bilbao. Era tanta la vinculación de este Club, el Athletic de Bilbao, con la Copa del Generalísimo que se cuenta que cuando Francisco Franco entregaba el trofeo al capitán del club bilbaino se despedía diciendo “pues, hasta el año que viene, que nos veremos en la entrega de la Copa”.
Por ello y en sentido homenaje a estos clubes de futbol por su vinculación con la Copa no estaría de más que en la próxima ocasión en que alguno de ellos llegue a la final de la competición, en las pantallas gigantes del estadio que la acoja se exhiba, previa a la llegada de su Majestad el rey y a la interpretación del himno, un recopilatorio de las imágenes en que los capitanes tanto el Athletic como el Barcelona han recogido dicho trofeo de manos del Rey Alfonso XIII, de los respectivos Presidentes de la Republica y del general Franco y pudiera recrearse dicho documental en la ocasión, 1957, en que Barcelona y Club deportivo Español de Barcelona disputaron la final en el estadio de Montjuic  con la presencia del dictador.
Dejo ahí la idea y el guante a ver si alguna autoridad futbolística lo recoge y promueve, pues estoy seguro que tras el visionado de dichas imágenes,  muchos de entre tantos gamberros que esconden en una bandera regional su cobardía se tragarían el pito, y sino por lo menos el resto de los españoles nos habríamos dado el gusto.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Por la boca muere el pez


No hace un mes que El Independiente publicó un artículo en el que el Coronel Jefe de la UCO, Manuel Sánchez Corbi, afirmaba ufano que en su unidad “el margen de error era cero”, y poco más de un mes ha necesitado la realidad para desmentirlo.

No solo ha sido el caso de Cristina Cifuentes, el del exministro Manuel Pimentel, sino que el remate lo ha dado el archivo de la causa contra Rodrigo Rato por la privatización de empresas públicas. En esta última ocasión el juez instructor no ha sido nada benevolente con el trabajo desplegado por los miembros de esta unidad afirmando que se basa “en sospechas sin fundamento…no existiendo indicios más allá de la sospecha” y negándose a continuar las pesquisas por lo que ha archivado el caso.

Desde luego estos casos no descalifican la labor de todos los integrantes de la unidad ni ponen en cuestión otra cosa que el envanecimiento de algunos de sus miembros, el ausente control de calidad de los mandos sobre la labor de sus subordinados y la negligente dejación de quienes debieran guiar su actuación, jueces y fiscales, que han preferido que otros les hagan el trabajo prejuzgando las conductas de los investigados.

Esto que tendría graves consecuencias en cualquier otra organización puede tener efectos fatales cuando se trata de quienes pueden poner en cuestión los elementos más preciados de cualquier ciudadano, la libertad, su buen nombre y su patrimonio, en cuya salvaguarda se instituyo la seguridad jurídica, por la que nadie puede ser encauzado por algo que no está tipificado en el Código Penal de forma previa,  la presunción de inocencia por la que es el acusador quien debe probar sin sombra de dudas la culpabilidad del encausado y la garantía de derechos del investigado cuya tutela debiera recaer en el juez instructor y el fiscal y que ha desaparecido de hecho de nuestro procedimiento de enjuiciamiento criminal al asumir, fiscales y jueces instructores, el papel de acusadores públicos con todos los instrumentos de violación de los derechos individuales a sus servicio y sin ningún contrapeso o responsabilidad por el mal o abusivo uso de los mismos.

Tal es el panorama que presenta el enjuiciamiento penal español que nos convierte en una anomalía dentro del panorama judicial de las naciones democráticas. Un procedimiento que sigue basado en un principio inquisitorial, donde la investigación es mayormente prospectiva “a ver que encuentro” basada las más de las veces en un prejuicio más que en un hecho y en la que sus partícipes, policías, jueces y fiscales, buscan antes el sustento de una hipótesis preconcebida que la verdad.

Es por ello que urge una reforma urgente y meditada del procedimiento investigador y de enjuiciamiento criminal en la que la labor investigadora se lleve a cabo bajo la dirección efectiva, no meramente formal, por los fiscales que sean quienes califiquen los hechos surgidos de la investigación y donde el juez ejerza el control de la transgresión de derechos fundamentales, el de la libertad, confidencialidad de las comunicaciones e inviolabilidad del domicilio del investigado.

De otro modo estaremos cada día más cerca de un estado policial con el agravante de que en un mundo en el que la información es masiva e instantánea, donde el investigado desconoce de qué y porque se le acusa mientras otros, jueces y medios de comunicación, disponen del total y lo dosifican a su conveniencia para prejuzgar o mediatizar la “condena social” del ciudadano, de nada sirve su postrera absolución cuando su patrimonio estar destrozado, sus medios de vida aniquilados y su fama pública echada por los suelos.

Y mientras tanto eso llega no estaría de más que mandos policiales, jueces y fiscales predicaran más la humildad frente a la soberbia de quienes se creen ajenos al error, poseedores de la verdad y por encima del bien o el mal, recordando a Ícaro que engreído quiso volar hasta el sol y cayó al mar.

Para ser infalible hay que ser Papa además de hablar ex cathedra y me pega que los mandos de la UCO, fiscales y jueces no pasarían el cursillo de monaguillos.

 

viernes, 26 de mayo de 2017

Y la estiba parió un ratón



Después de unos meses en los que la amenaza de que “los puertos iban a arder” si el Gobierno del PP sacaba adelante el Real Decreto de reforma de la estiba en los puertos españoles y de que esto iba a ser la “batalla de todas las batallas”, los montes parecen que han parido un ratón.

Ha sido aprobarse el Real Decreto y sindicatos y empresas se han dado una prisa inusitada, desconocida para llegar a un acuerdo. Un acuerdo muy alejado de aquel que presentaron en abril de subrogaciones por ley y compensaciones a cargo de todos los españoles que nos iban a costar 2.415 millones de euros para sostener artificialmente los salarios de estos privilegiados de aquí hasta que les diera por jubilarse.

Hoy con la norma en vigor lo máximo que compromete el gobierno son 120 millones, muy lejos, 2.295 millones de euros menos, de lo que pretendían los estibadores y de la subrogación por ley ni está ni se la espera.

Y este hecho, venturoso, debiera servir para reflexionar a más de uno sobre el papel de los partidos políticos de la oposición, sindicatos y empresas.

Respecto al PSOE, en su “no es no” a todo lo que proponga el Gobierno con independencia de su efecto sobre la calidad de nuestra convivencia y economía habría que exigirle el texto que en su caso hubiera propuesto para el referido Real Decreto. Pincho de tortilla y caña a que, sujeto a la supervisión de la Unión Europea y al cumplimiento de una sentencia del tribunal de Estrasburgo, no hubiera variado una coma sino es para encarecer el costo que a escote hubiéramos tenido que pagarle el resto de los españoles a los estibadores para seguirles manteniendo sus privilegiadas condiciones salariales.

Y que hablar de Ciudadanos, el partido de meter la puntita, pero sin que se note, el del ciudadano Rivera tan pronto para colgarse medallas y tan lento para asumir responsabilidades en los temas de Estado y por ello un valor en declive en la formulación de alianzas. Menudo papelón el de aquel que oliéndose la derrota da un paso atrás y modifica su anunciado apoyo en la primera ocasión para tornar de tapadillo a votar si tan pronto otros han asumido el desgaste y pagado el peaje a las fuerzas nacionalistas que son las únicas que pescan en este mar revuelto de la falta de altura de miras en que se ha convertido la política nacional.

Dejo para lo último el papelón de empresas y trabajadores. Crecidos los unos por creer que el Gobierno les iba a hacer el trabajo sucio de la desregulación del tinglado sindical, y los estibadores en el apoyo fariseo de los partidos políticos que con su bloqueo les ayudaban a estirar el chicle de sus privilegios, no han tardado ambos un momento en hacer lo que debieron desde el minuto uno, negociar y compartir los costos que toda reforma conlleva rebajando condiciones laborales, aportando flexibilidad en la organización del trabajo y asumiendo la plantilla actual, pues ambos, trabajadores y empresas, son los más conscientes de la sabrosa tarta que tienen para repartir y que en el camino solo han perdido las migajas.

Conclusión, que quienes más y peor erraron fueron aquellos que demagógicamente no apoyaron el primer decreto pues han quedado en evidencia por los mismos protagonistas, empresas y trabajadores, que han revelado, ahora sí, que el único conflicto de intereses era quien, y cuanto se comían de la tarta, la misma de la que llevan hartándose hace cuarenta años.