jueves, 12 de abril de 2018

El agua en España, cuestión nacional


Del tema del agua mejor hablar cuando abunda y vemos desembalsar a los grandes pantanos de España pues cuando escasea toda agua nos parece poca y la solidaridad la relegamos al cuarto trastero.

Y como el pasado mes de marzo nos ha aliviado escasees que arrastrábamos desde el pasado verano es bueno que echemos la vista a la situación general y a sus posibles soluciones.

Lo primero que hay que decir es que incluso dentro de las cuencas excedentarias, el Ebro y el Tajo hay zonas secas que merecen una atención pareja a las cuencas deficitarias del Segura y el Jucar, pero el que existan esas circunstancias no debe llevarnos a negar los trasvases porque sí.

Y ello porque el Levante español, Valencia, Murcia y Almería sufren los escases de precipitaciones que en gran parte de su territorio no superan los 300 litros al año cuando la media española está en 650 litros/año y por ello sufren un déficit estructural que hay que paliar.

Por trabajar con datos actualizados, ver embalses.net, la cuenca del Tajo alcanzaba la semana pasada reservas de agua embalsada de 7.060 hm3, un 64,11% de su capacidad que es de 11.012 hm3 mientras el Ebro embalsaba 5.710 hm3, el 74,72% del total de 7.642 hm3 que es capaz de embalsar.

Frente a ello el Júcar embalsaba 1.043 hm3, un 32,26% de la su capacidad que está en 3.337 hm3 y el Segura embalsaba 292 hm3, un 25,61% de su capacidad que es de 1.140 hm3.

Para que el análisis sea más exacto hay que decir que el trasvase Tajo Segura se nutre de dos pantanos del Tajo, los de Entrepeñas y Buendía que en igual fecha respectivamente 207 hm3 y 260 hm3 un 24,79% y un 15,86% de su capacidad que están en 835 hm3 y 1.639 hm3, es decir que a plena capacidad el de Buendía tendría más agua que el Segura al 100%.

Pues bien, hay que seguir diciendo que el trasvase que antes estaba previsto para cuando Entrepeñas y Buendía superaran los 240 hm3 hace unos pocos años se elevó a 400 hm3 como cifra límite, y llegado al día de hoy les parece poco a los castellano manchegos.

Pues bien, buena parte de los problemas que arrastramos viene de la derogación por el socialista Zapatero del Plan Hidrológico Nacional que preveía trasvasar del Ebro, ya muy cerca de su desembocadura 860 hm3 del excedente de 5.200 hm3 que cada año arroja al mar al Segura, Júcar y a Almería   en cantidades respectivas de 450 hm3, 315 hma3 y 95 hm3.

Eso que hubiera aliviado el trasvase Tajo Segura y corregido en parte el déficit anual de lluvias que sufre el Levante español no pudo llevarse a cabo por el sectarismo de un presidente socialista, Zapatero y por los egoísmos localistas de muchos políticos, de izquierda y derecha, que alientan las peores reivindicaciones catetas cuando para otras cosas se les llena la boca de la palabra solidaridad.

Alguno sostendrá que para eso están las desoladoras, permitan que objete a este planteamiento

a)       El sentido común que me impide ver la razón que justifique desalar un agua que previamente hemos arrojado al mar

b)      La huella de Co2 que genera los combustibles empleados en calentar el agua para desalarla.

Seguro que convenceré a pocos, pero al menos alguno se planteara la posibilidad de que lleve algo de razón.

martes, 3 de abril de 2018

Puigdemont y el fin de la impunidad


No hay cosa más disolvente de la confianza de los ciudadanos en la justicia que la impunidad, y más si el impune es un poderoso. Poderoso en lo económico, político o social.

Una vez que el ciudadano interioriza que hay intocables, que la justicia no es igual para todos empieza a descomponer el cuerpo social y la solidaridad que le da cohesión a través de la desobediencia a las leyes y negación de autoridad a la justicia. Eso y no otra cosa es lo que de verdad descompone a una nación, fomenta las revoluciones y atrae la anarquía.

Pues bien, parece que la Fiscalía alemana va poniendo las cosas en su sitio y los plazos para que España reciba al prófugo de la justicia, el Sr. Carlos Puigdemont se van acortando. Y esto es bueno para todos, incluso para los separatistas.

Hasta ahora comportamientos como la eliminación del español de las escuelas, el multar por rotular en español y tantos otros pasaban sin sanción a pesar de que es un derecho fundamental de todo español el conocerlo y usarlo al igual que el resto de lenguas cooficiales en aquellos territorios en las que son comunes.

Hasta ahora han pasado sin sanción vejaciones públicas a la Corona y a la bandera de España por parte de dirigentes políticos arribistas como Ada Colau y algunos otros que se hacen los valientes cuando se creen impunes. E impunes se han sentido durante años los nacionalistas vascos, catalanes, gallegos y de otras tantas tribus cuando han ido propalando toda suerte de agravios, mentiras y vejaciones a los que nos consideramos españoles y nos sentimos como en casa en cualquier rincón de nuestra nación además de comprometidos con el bien común de los españoles con independencia de donde vivan.

Pues bien, eso está bien cerca de acabar, y de acabar de la mejor manera posible, enjuiciando no a unos actores menores de esta tragedia que ha sido la intentona secesionista devenida en comedia bufa, sino yendo a su cabeza, al vértice de la escala de mando, impidiendo con la acción de la justicia que sean los “mandados” quienes de nuevo carguen con las culpas de sus dirigentes.

Y es que hubiera sido disolvente para la credibilidad de la Justicia española y la consideración social que se le debe por los ciudadanos que el Sr Carlos Puigdemont no hubiera comparecido ante los tribunales españoles o lo hubiera hecho por conductas de menos gravedad que sus obedientes vasallos.

De darse el caso, juzgarse y castigarse por supuestos de menor importancia que al resto, la sensación de la impunidad del poderoso, de aquel que escapa a la acción de la justicia y se aprovecha de las reglas trucadas a su favor, hubiera sido tan fuerte que hubiera minado fuertemente, casi irreversiblemente, la confianza de los españoles de que todos, del Rey para abajo, somos iguales ante la ley.

Por ello hoy es un día para felicitarse los ciudadanos de orden, respetuosos con la ley y el bien común. Y lo es porque nos reafirma en la convicción de la igualdad ante la ley y en la tranquilidad que nos da la convicción de que otros, el PNV pongamos por caso, se tentara mucho la ropa, antes de poner a España en una situación como a la que nos ha llevado el Sr. Puigdemont y sus mariachis.

 

 

jueves, 15 de marzo de 2018

Pedro, el candidato menguante


Pedro Sánchez ha tirado la toalla, ha renunciado a presidir algún día el Gobierno de España y se conforma con liderar una oposición de izquierdas cada día más menguante.

No cabe otra conclusión ante su consciente distanciamiento del electorado de centro, su despego de las demandas ciudadanas más sensibles y su sectarismo con sus mismos compañeros, los mismos que habrían de auparle a la presidencia del Gobierno.

De un tiempo a esta parte Pedro Sánchez parece haber entregado sin lucha la implantación del PSOE en el centro a favor de Ciudadanos sin siquiera plantear lucha para ello y escorándose hacia la extrema izquierda y el nacionalismo separatista mimetizándose en cuanto tiene ocasión con Podemos, los separatistas y aquellos que usan la lengua para dividir y separar.  

De otra manera no se entiende su tibio apoyo al Gobierno de España en la aplicación del artículo 155, el rechazo a la candidatura de Guindos para el Banco Central europeo, su oposición a la ley de Seguridad Pública, su apoyo a la derogación de la Prisión Permanente Revisable entre otras iniciativas políticas que le llevan a jalear a los extremistas de izquierdas en cuanta ocasión tienen.

Frente a estas iniciativas que lo escoran cada vez más a la izquierda y el radicalismo lo único que se le ha ocurrido para tratar de taponar la sangría de votos por el centro ha sido etiquetar a Ciudadanos como representante de la derecha extrema. Patético, e inútil intento pues aparte de desconocer la calificación que los españoles dan a Ciudadanos en las encuestas del Instituto Nacional de estadística parece hacer olvidar que fue su único apoyo en su frustrado intento de investidura y que habrá de buscar su apoyo, no solo en mantener el gobierno de Susana Díaz en Andalucía sino las alcaldías que han de salir de las próximas elecciones en 2019.

No se reduce a ello su ceguera pues si de un lado reduce su base electoral y por otro agravia a un socio necesario para cualquier alternativa de poder con su sectarismo está reduciendo la base electoral de la izquierda mientras el porcentaje de españoles que apoyan a Ciudadanos y al PP supera el 51% acabando con aquello tan manido de que España era un país de izquierdas.

Y es que es difícil articular un discurso mínimamente creíble cuando ni siquiera es capaz de gobernar y poner paz en su partido. El PSOE anda desgarrado sin que dos elecciones del líder por primarias hayan servido para restaurar la unidad del mensaje y el apoyo a su Secretario General. Fruto de esa inseguridad y falta de apoyos ha querido remediarla internamente eliminando cualquier poder orgánico que se interponga a su voluntad, fiando lo que resta a la participación de los militantes desconociendo que no será esa minoría radicalizada y cada vez más sectaria la que le aupara al Gobierno sino su sintonía con los electores.

Y para ello es preciso contar con sus representantes en Autonomías y Ayuntamientos que han acreditado su respaldo electoral en el voto de sus ciudadanos. Personas como Javier Fernández en Asturias, Susana Díaz en Andalucía, Javier Lamban en Aragón no son fácilmente prescindibles y son los intermediarios necesarios para trasladar cualquier mensaje y apoyo que genere confianza en el futuro votante. Pues Pedro Sánchez no solo los atrae, sino que aprovecha cualquier ocasión para afrentarlos como ha hecho con Felipe González, Rubalcaba, Alfonso Guerra y cuantos o le bailan el agua con lo que ha conseguido que su previsto baño de legitimidad y apoyo de su “Escuela de Buen Gobierno” se haya convertido en la plasmación de su soledad y es que Pedro Sánchez parece empeñado en hacer verdad aquello que dijo MacArthur de los viejos soldados “no desaparecen, pero se diluyen lentamente”.

 

miércoles, 28 de febrero de 2018

NI TAN CARO NI TAN MALO. SER AUTONOMO EN ESPAÑA


No hay vacuna más efectiva que la verdad, aunque hay muchos que se resisten a administrársela. Por ello vamos a dar datos contra la demagogia y lugares comunes en materia de Autónomos en España.
Siga usted leyendo y al poco agradecerá vivir en esta Piel de Toro que llamamos España

¿Cuántas veces no habrá usted oído que es una vergüenza que en Reino Unido se paguen 12 euros al mes por ser Autónomo frente a los 267€ que se pagan en España?
Pues bien, por lo pronto en Reino Unido se pagan 13,79€ al mes como Autónomo si ganas entre 6.783€ a 9.165€ al año cuando en España para esos ingresos pagas 0€ ya que nuestro Salario Mínimo Anual está fijado en 10.302€.

Para unos ingresos de 9.165€ a 48.198€ en Reino Unido se paga el 9% por lo que estaríamos hablando de entre 69€ a 361€ al mes, mientras en España, o no pagas nada si ingresas menos de 10.302€ o si superas esta cantidad puedes pagar de 50€ a 278€ al mes.
¿Y que se recibe en España a cambio?

Las coberturas por estos 278€ son muchas y más amplias que en el Reino Unido e incluyen incluso una prestación por desempleo para autónomos, algo que existe solo en España ya que el sistema de protección social español el que más coberturas ofrece a los autónomos dentro de la Unión Europea. Somos el único país europeo con un Estatuto del Trabajo Autónomo, Asistencia Sanitaria Totalmente gratuita, prestaciones farmacéuticas, baja por enfermedad, baja maternal, pensiones por invalidez y prestación por riesgo en el embarazo y con derechos adquiridos como a la formación o a la conciliación de la vida laboral y familiar por cuidado de hijos y dependientes… ¡Ah se me olvidaba! Pensión de Jubilación
Si la Pensión de Jubilación. Esa que dicen que es tan baja.

¿Alguien se ha molestado en explicarle que 40 de cada 100 pensionistas Autónomos reciben el complemento a mínimos? ¿Y eso qué es? Pues nada, que el Estado les paga la diferencia que existe entre lo que deberían haber cobrado por lo que han cotizado y la pensión mínima, mientras solo 24 de cada 100 trabajadores reciben ese mismo complemento.

¿Alguien se va explicando de donde viene el déficit de la Seguridad Social?
Bueno es saber que en España solo 471.655 autónomos cotizan por encima del mínimo exigido, 278€, y, sin embargo, 232.706 autónomos declaran ganar más de 30.000€.

Por encima de los 950 euros de ingresos al mes, los Autónomos que opten por la cuota mínima están pagando menos que asalariados con una nómina por sus cotizaciones de la Seguridad Social. Al menos 1,68 millones de autónomos pagan por esta base mínima. En términos anuales, los autónomos se benefician del sistema actual con ingresos a partir de 11.400 euros anuales. Con todo, si cogemos todos los autónomos que declaran rendimientos netos por encima de los 12.000 euros, tenemos que 761.106 autónomos están por encima de esos ingresos.
Así que algo más de la mitad de los autónomos personas físicas se puede beneficiar del sistema actual, ya que les permite pagar en proporción de sus ingresos menos de lo que tiene que pagar un asalariado.

Por eso cada vez que oiga a un Autónomo quejarse de lo que tiene que pagar y lo poco que recibe tal vez convendría que le recordara que más le valiera hacer como el Papa cuando llega a España y besar el suelo de esta bendita tierra que lo acoge.

Porque si sigue emperrado con lo de que en Reino Unido un Autónomo paga solo 12 euros al mes le diré….
Que dado que la relación entre el sueldo medio entre Reino Unido y España es del 0,5985 (termino resultante de comparar sus respectivos sueldos medios) lo que en Reino Unido son 9.165€ (8.060 Libras) en España serian el equivalente a 5.485€, ingresos por los que en España no se paga nada de Autónomos.

Pero es que es aún mejor, en Reino Unido con esos 12€ al mes no tiene s baja por enfermedad, ni desempleo y la Asistencia sanitaria… de esa manera.
Porque en Reino Unido se pagan de cuota de Autónomos de 278€, el mismo que en España, para lo que en España serían 22.185€, recuerde que en España el 86% de los Autónomos paga esta cuota mínima de 278€.

Nos quejamos de vicio ¿Qué podemos mejorar? Seguro, pero no exprimiendo la vaca hasta dejarla seca. Y eso también vale para los asalariados y funcionarios, que ya les llegara, por lo pronto si quiere disfrutar de una pensión digna ¡Ahorre!.

 

martes, 20 de febrero de 2018

Las ONG no ponen la X a la Iglesia.


Cercanas ya las fechas en que habremos de cumplir con Hacienda a cuenta del Impuesto de la Renta está bien que reflexionemos sobre algunos de sus aspectos. Y en este caso conviene hacerlo sobre la X del 0,7 a la Iglesia Católica y ONG´s.

La verdad es que año tras año me repatea el que por radio y televisiones, la Iglesia gaste tiempo y dinero en promover que los españoles marquemos ambas cruces, a cuenta de lo que pudiera tocarle por la asignación a Caritas, mientras no veo ningún anuncio ni mensaje del resto de ONG´s con similar mensaje.

Muestra del éxito de esa campaña de concienciación de la Iglesia Católica es que el 60% de los que marcaron la Iglesia Católica, marcaron también simultáneamente la X de fines sociales, lo que supone un aumento en relación al año anterior, donde el porcentaje se situó en el 54%.

Y estoy harto de poner la otra mejilla. Entre otras cosas porque si bien conozco el número de donantes a la Iglesia y el importe asignado no he encontrado un solo sitio donde me identifique quienes son las ONG´s beneficiarias del 0,7%, el importe que se le asigna a cada una y los programas en que gastan dicho dinero.

Contra la demagogia datos. De un total de 15.700.000 declarantes, 11 millones, el 71%, marcan alguna de las dos casillas, de la Iglesia y Fines de interés social.

Mientras casi 3 millones solo marcaron la X de la iglesia Católica, el 19%, 5.600.000 solo marcaron la X de Otros Fines de Interés Social, el 36%. Así entre los exclusivos y los compartidos, un 16%, 7.347.612 españoles marcan al año asignar el 0,7% de su declaración del IRPF a la Iglesia, por lo que esta recibe unos 250 millones de euros al año.

El dinero que recibe la Iglesia de esta Asignación tributaria lo destina en casi un 80 % a financiar las 70 diócesis que tiene en España. El importe restante lo reparte entre otras necesidades, tales como pagar la Seguridad Social de los sacerdotes (6,5 %), financiar proyectos de rehabilitación y construcción de los templos (1,9 %), realizar actividades pastorales (3,1 %) u ofrecer una aportación extraordinaria a Cáritas Diocesana (2,4 %). También hay una pequeña cantidad que se destina a ayuda a las diócesis insulares y las Instituciones de la Santa Sede (0,2 %).

Si esto es lo que sabemos de la Iglesia, sabemos muy poco de las ONG´s perceptoras y proyectos a que se destina el dinero. Solo que son unas 470 las ONG´s beneficiadas y el dinero que reciben son 300 millones de euros.

Según el portal de las ONG´s de esos 300 millones se benefician 7.500.000 personas por lo que a groso modo si reciben 37 euros por declaración marcada con la X, emplean 42,85€ por beneficiario.

Pues bien, dado que desde el año pasado ya no es la Administración General del Estado quien repartirá estos fondos, sino que lo serán las Comunidades Autónomas y que ello sin duda redundara en que la falta de transparencia aumente, se instale la discrecionalidad cuando no el sectarismo, este año solo marcare la X de la Iglesia y en la colecta de Caritas depositare 37 euros con lo que por mí no se perjudicara la labor de esta encomiable institución, pero no engordare a otras que desconozco quien son ni que hacen a favor de que.

lunes, 12 de febrero de 2018

Pedro Sánchez y el indice de libros prohibidos


Cuanta verdad hay en aquello de que la izquierda predica libertad y se pasa todo el día prohibiendo.

No otra cosa es lo que anda procurando Pedro Sánchez con su proyecto de ley de memoria Histórica o La del colectivo LGTB y no sé cuantas más cosas, ya saben ustedes esas cosas del poliamor, cisgenero, androfilio, ginecofilio y otras lindezas.

Y es que si tales proyectos de normas se argumentan bajo el paraguas de la “protección de…” la verdad es que su eje vertical radica en la “prohibición a…” con la consecuente pena monetaria o de cárcel para quien se atreva a discrepar, refutar o discutir la que va a ser instaurada como la verdad única, acompañándolo de una suerte de muerte civil consistente en la pena de inhabilitación especial para profesión u oficio educativos, en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre, por un tiempo superior entre tres y diez años al de la condena de cárcel que te haya caído por atreverte a discrepar.

Y como toda verdad revelada, única y excluyente, quien habrá de dictaminar que está fuera de los límites será una “Comisión de la Verdad” y el “Consejo de la Memoria de España” que tendrán como función determinar las violaciones de los derechos de las víctimas del franquismo que, oh paradoja, extienden más allá de la muerte del dictador, Noviembre de 1975, hasta el 31 de Diciembre de 1978, fecha de la entrada en vigor de la Constitución española vigente.

Dado que las referidas leyes habilita al juez o tribunal para acordar la destrucción, borrado o inutilización de los libros, archivos, documentos, artículos y cualquier clase de soporte objeto del delito no está lejano el día en que las plazas y calles de nuestra querida España veamos reproducirse la más espantosa imagen de ignorancia y sectarismo que fue la quema de libros en la plaza de la Ópera de Berlín el 10 de mayo de 1933.

En aquella infausta ocasión, «Aktion wider den undeutschen Geist», en español «Acción contra el espíritu anti-alemán», fueron arrojados al fuego los libros de aquellos autores que habían sido condenados al ostracismo. Aquí puede pasar otro tanto de lo mismo, sino más dado la conocida tendencia de los españoles de llevar todo hasta el extremo.

Si no ponemos remedio volveremos a ver a los estudiantes denunciando a profesores y catedráticos cuyo método científico corresponda a puntos de vista liberales.  Y no por ello se librarán los profesores con una «posición política irreprochable» pues estos hoy, al igual que ayer, podrán ser denunciados si demuestran «un talento mediocre» a juicio de algún iletrado miembro de la “joven de la guardia roja”, obligando a unos y otros a abandonar su puesto de trabajo en las aulas.

Quienes discrepemos habremos de buscar en la sombra la expresión de nuestro pensamiento y de nuevo habremos de buscar fuera de nuestras fronteras los “libros prohibidos” que circularan de modo clandestino entre aquellos que aún conservemos el gusto por la libertad de pensamiento, con la amenaza constante para nuestras vidas y haciendas si somos descubiertos en tan peligrosa acción.

Quien leyendo hasta aquí haya esbozado una sonrisa en la consideración de que estoy exagerando hasta el extremo le recomiendo la lectura de tres obras indispensables, “1984” de George Orwell, ”Fahrenheit 451 de Ray Bradbury y el siguiente párrafo de Martin Niemöller

«Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a por los judíos,
no pronuncié palabra,
porque yo no era judío.
Cuando finalmente vinieron a por mí,
no había nadie más que pudiera protestar.»

Y recuerden que nadie creía que los separatistas catalanes llegarían a tanto, y ahí están dando la matraca.

jueves, 8 de febrero de 2018

La secta no admite discrepantes

La mujer que diga que nunca ha sentido discriminación miente”, así de rotunda se expresaba la actriz Penélope Cruz en la última gala de los Goya, remedando aquello de si no estás conmigo estás contra mí, en línea con el movimiento #meetoo que está asolando la otra orilla del atlántico e intenta arrastrarnos a todos en su ofensiva puritana y sexista.

De igual modo que un mal periodista nunca permitirá que la realidad le reviente un buen titular está señora y su corte de palmeros no admiten la mínima desviación a su verdad revelada. Si tuvieran un mínimo sentido crítico se verían reflejados en aquellos que tanto critican pues su actitud no es muy distinta de aquellos que mantenían contra toda evidencia científica que la Tierra era el centro del universo.

Y ello porque no sé si se han pasado por cualquier oficina de la Administración, hospital, sala de justicia o toma de posesión de opositores aprobados para comprobar que la presencia femenina es preponderante frente a la masculina. Menciono estos espacios porque el acceso a los mismos son producto de una oposición donde cada uno de los que opta lo hace en base a sus conocimientos y donde la discriminación es imposible, y lo hago porque numéricamente no es nada irrelevante.

Juezas, medicas, maestras y otros tantos colectivos de mujeres podrían decirle a esta señora tan mal informada que su acceso a un empleo o profesión no se justifica por cuota alguna sino por una probada capacidad y mérito conseguido tras no pocos años de estudio y esfuerzo.

Pero esa parte de la realidad no interesa, lo que si interesa es la matraca de la queja permanente de la que viven muy bien remunerados componentes de “observatorios” y demás asesores de género, brechas salariales y otros inventos al uso de quienes son incapaces de ser otra cosa o de otra manera.

Desgraciadamente no es el caso de la Sra. Cruz el único caso de simplismo y lo lamentable es que el estar a favor de la corriente arrastra a quien debiera estar por encima de estas cosas y contemplar la realidad con ecuanimidad. Me refiero en este caso a la ministra de Sanidad, Dolores Monserrat, que preguntada por su pertenencia a la “cuota” femenina y catalana del Gobierno de España reconocía sin pudor serlo por catalana y sin embargo descartaba airadamente que su puesto fuera debido a la cuota femenina, si no muy al contrario por su preparación para el cargo.

¿Se habar parado a pensar la Sra. Ministra que tanto como a ella puede molestarles a miles de mujeres que su progreso profesional se le vincule a la pertenencia a una “cuota”? Pues por favor no persistamos en el error.