martes, 28 de junio de 2016

Sr Rivera, de la equidistancia a la tontería hay muy poco y te puede llevar al ridículo


Tras las elecciones los partidos empiezan a mover sus cartas. El PP y ha anunciado que hablara con todos y de todo. El PSOE ha adelantado que ni se abstendrá ni votara a favor de Rajoy, Ciudadanos va por el mismo camino animando a que sean otros-el PSOE- los que asuman los riesgos de permitir un gobierno de Rajoy. De podemos ni hablamos porque están "groguis" y ni se enteran de donde les ha venido el tortazo.

Como comienza a verse  el que está en mayor riesgo de caer en la irrelevancia es el Sr Rivera y Ciudadanos pero parece no haberse enterado.

Lleva el Sr Rivera desde el domingo con cara de niño al que le han pinchado la pelota y descargando su mal perder  contra el PP y especialmente contra Rajoy sin que se sepa muy bien porque.
Fueron  él y los suyos quienes durante la pasada campaña los que más han animado a los “votos prestados del PP” que si querían hacer presidente a Rajoy votaran al PP. Pues ahora que 400.000 de ellos le han hecho caso van y se cabrean.

No obstante parecía dispuesto a corregir esta y otras equivocaciones proponiendo una reunión a tres del PP-PSOE-Ciudadanos que siendo lo lógico y deseable no llegara a producirse, por ahora, por los siguientes motivos:

1.- El ego de Sánchez, quien para visualizar su papel de “líder de la oposición” quiere que se lo pida Rajoy y así  ante sus votantes mostrar su primer rechazo a Rajoy

2.- Al PP no le interesa enfrentarse a los dos juntos en una negociación  porque los ve como un frente común desde que pactaron la investidura fallida de Pedro Sánchez  las pasadas elecciones y le interesa más hablar con cada uno por separado por aquello de que “divide y vencerás”

Si bien este paso les devolvía cierta centralidad ha venido a estropearlo al reclamar de nuevo que el Presidente del Congreso de los Diputados sea un socialista. Y creo que es un error porque se puede hacer lo mismo pidiendo una cosa distinta y es que el Presidente del Congreso NO sea del PP y reclamando para sí esa posición, que no se preocupe que ya vendrán otros a negárselo.

Y creo que se equivoca porque con actitudes como esta refuerza la imagen de supeditación al PSOE, la sensación entre parte de los españoles de que parece querer hacerse perdonar su apoyo al PP en la Comunidad de Madrid como si por otro lado no estuviera apoyando al PSOE en Andalucía y en alcaldías muy importantes como la de Granada. Pero claro parece que pactar con el PP está mal visto y con el PSOE no.

Soy de la opinión que de seguir así y no querer jugar el papel que le corresponde y en el que le han colocado los españoles, el de facilitador de un gobierno estable, lleva muchas papeletas en morir sin apenas haber vivido como UPyD. Allá él que ya es mayorcito pero mientras tanto los fastidiados somos los españoles.

 

 
Publicar un comentario