jueves, 8 de enero de 2015

¿Defienden al Islam? No, atacan a todo aquel que no piensa como ellos y no se somete


El asesinato de 10 periodistas y dos policías en Paris a manos de unos asesinos islamistas no es más que el último episodio de brutalidad de aquellos que se creen superiores, no admiten la discrepancia con su credo y lo  imponen a sangre y fuego a quien no se somete al mismo.

Episodios de asesinatos de cristianos en Siria, Irak, Turquía o Nigeria nos llegan atenuados por la distancia pero ocurren a diario. Se trata de un nuevo genocidio, una nueva limpieza “étnica” por razón del credo que no se limita a los cristianos, aunque lo sufren con especial crueldad, sino que se extiende a otros seguidores de Mahoma pero que no coinciden con quienes empuñan las armas, suníes contra chiíes, safalistas contra sufies, etc., da lo mismo es imponer por el terror lo que se es incapaz de inculcar por la fe o la razón.

A  los occidentales nos cabe defendernos con principios y armas de esta barbarie. Nos ha costado 2000 años crear un marco de convivencia donde le respeto, la tolerancia y la libertad es nuestra razón de ser y marco de convivencia para que dejemos que unos iluminados vengan a imponernos una vuelta al pasado más oscuro. Y para ello no solo están nuestras palabras, están nuestras policías, nuestro ejército y una justicia que debe ser implacable y no dejar resquicio alguno a cualquier ilusión de victoria del terror. Pudimos con ETA, GRAPO, Brigadas Rojas, IRA, etc. podremos con ellos.
Publicar un comentario