jueves, 10 de diciembre de 2015

Algo de claridad sobre la propuesta del “Contrato Único”. Ni es una panacea ni es tan malo, solo que en España no se puede implantar tal cual.


Se habla mucho del contrato único y se sabe o se dice muy poco sobre él.
En contra del Contrato Único están los Sindicatos y los Empresario ¿Curioso? No tanto, ya se sabe que los extremos se tocan y por diferentes motivos cada uno trata de blindar sus intereses. ¿Por qué?

·         Los empresarios se oponen porque se les acabaría el chollo de los contratos temporales que pueden rescindir sin motivo alguno, sin pasar por la conciliación previa y el juzgado,  y pagando una indemnización de 12 días por año trabajado frente a los 33 días por año del contrato indefinido.

·         Los sindicatos se oponen porque afectaría a sus afiliados más fieles, los trabajadores indefinidos, ya que de implantarse todos los trabajadores tendrían igual indemnización y los despidos se harían en función de la productividad de cada uno, tanto produces tanto vales, y no como hasta ahora en el que las crisis las han pagado lo temporales que no pueden negociar ERES o ERTES.

Pero es que hay un problema más para implantar el “Contrato Único” y es la Constitución que garantiza la “tutela judicial efectiva” lo que llevado al ámbito laboral se ha traducido en que no pueden existir despidos sin causa y esta tiene que poder ser revisable en un juzgado, claro que solo en el caso de los trabajadores indefinidos.

Por ello veo complicado que se implante a pesar de las ventajas  del Contrato Único para la estabilidad en el empleo, la formación continua de los trabajadores, el aumento de la productividad y de los salarios de nuestros trabajadores. Y ello porque el Contrato único supone que al despido se llega pagando una indemnización sin pasar por el juzgado.

La pregunta es ¿se quiere trabajar por una indemnización que vendrá o no o como medio de vida y realización personal?

Estoy más en que la el trabajo debe ser un medio de vida y el contrato no debe condicionarse a la existencia o no de una indemnización. En muchos países no existe o es más reducida que en España y los salarios son más elevados y el paro no supera el 10%, cosas envidiables para España.

Por ello y ante las dificultades constitucionales para la implantación del Contrato Único lo mejor sería reducir las indemnizaciones de los contratos indefinidos, aumentar la de los contratos  temporales y que solo se pudieran beneficiar de las deducciones en Cotizaciones Sociales los contratos indefinidos. La ley de la moneda mala haría que la contratación se volcara mayoritariamente a favor de los contratos indefinidos reduciéndose significativamente los contratos temporales y acercándonos a lo que es normal en Europa. Todo ello lo argumente en http://lalibertaddeelegir.blogspot.com.es/2014/10/la-dualidad-del-mercado-de-trabajo-o.html y en http://lalibertaddeelegir.blogspot.com.es/2015/04/medida-para-el-fomento-del-empleo.html
Lo cierto es que algo hay que hacer porque el modelo actual no ha solucionado nada.

 

 
Publicar un comentario