lunes, 15 de febrero de 2016

Si no sois capaces de llegar a un acuerdo hacernos un favor a todos e IRSE



El pasado viernes se encontraron Rajoy y Sánchez. Digo bien, se encontraron, pues lo que hicieron no merece el calificativo de reunión, que es lo que tenía que haberse producido.
Ambos dieron una imagen lamentable más propia de un patio de colegio que de los cabezas de los partidos más importantes y votados de España.
El uno, Sánchez, convocando al otro, Rajoy, para cubrir el expediente. Dispuesto a no ofrecerle ni pedirle nada, ni siquiera dispuesto a oírle. El otro, Rajoy, en plan novia ofendida negándole el saludo a Sánchez como si con ello arreglara algo y solo dispuesto a hablar de su libro.
En el tiempo transcurrido desde las elecciones del 20 de Diciembre ninguno de ellos ha estado a la altura.
Sánchez, después de cosechar el peor resultado del PSOE, poniéndose” divino de la muerte” y negando de plano cualquier posibilidad de acuerdo con el PP. Por su parte Rajoy, sin tratar de hablar y acordar con Ciudadanos o PSOE, esperando que la presidencia del gobierno le cayera por fuerza del “mal menor” y desperdiciando los balones que le centraba Ciudadanos haciéndose como el que no se enteraba o necesitara de ellos.
A mí, y creo que a muchos españoles, nos importa un pimiento si se llevan mal o bien, si entre ellos existe o no empatía, lo que de siempre ha sido llevarse bien.
Millones de españoles tenemos que trabajar y tratar a diario con verdaderos capullos y nos aguantamos porque nos ha tocado así y no hay más remedio.  Hacemos nuestro trabajo, cumplimos y cuando llega la hora de echar el cierre si te he visto no me acuerdo y hasta mañana que será otro día.
Pero eso que es lo que podemos hacer Ud. o yo. A dos candidatos a Presidente del Gobierno de España hay que exigirles algo más.
Lo primero, asumir la realidad de los números. Y es que salvo alianzas imposibles (con separatistas, populistas y demás ralea) formar un gobierno es imposible. Una vez que se llega a esa conclusión lo evidente es la necesidad de llegar a un acuerdo.
Lo segundo, y primero en importancia, es darse cuenta de que representa el interés general, que nada tiene que ver con lo que a uno u otro le pueda gustar más. Y el interés general es el de no desbaratar lo que hasta ahora y desde 1978 llevamos hecho y sembrar un futuro en común para los españoles durante los próximos 20 años en temas como la educación, la justicia, el empleo y las relaciones exteriores de España.
Llegados a este punto si estos señores, Rajoy y Sánchez, no son capaces de entenderlo y llevarlo a cabo lo mejor es que se aparten y den paso a quienes puedan llevarlo a cabo dentro de su partido uniendo en ese empeño a Ciudadanos.
Por eso y como ya dijo Lola Flores ¡Si me queréis, IRSE!,
Publicar un comentario