miércoles, 15 de marzo de 2017

A Susana no le gusta gobernar

A Susana Díaz lo que de verdad le gusta es que la aplaudan como a Evita Perón, y eso le va a dificultar presidir el PSOE.

Viene esto a cuento del último disgusto que le estamos dando los andaluces a la Presidenta pues nos ha dado por protestar a cuenta del Impuesto de Sucesiones, el más caro e injusto de España, y esto le está deteriorando su imagen de maruja que tanto le gusta prodigar y de la que tan poco comparte.

A Susana no le gusta freírnos a impuestos, lo que de verdad le gusta es gastarse el dinero que le dan otros sin poner la cara para que se la rompan a ella. Y por eso le ha pedido a Montoro que se lleve el Impuesto de Sucesiones para Madrid, ¡ah! Pero eso si los dineros “paquí” porque si no ¿de dónde va a sacar para las verbenas con los mayores, los viajecitos y dar besos a troche y moche?

Y esta resistencia a decidir, en este caso suprimir o bajar impuestos, igual que su postura claudicante ante el conflicto de los estibadores, rebelan una persona incapaz de asumir los costos de decidir, tomar decisiones, gobernar lo que por otro lado explica cómo va Andalucía y plantea un panorama muy sombrío si alguna vez Susana Díaz llega a tener responsabilidades a nivel nacional.

No me gusta Pedro Sánchez, de Patxi López tengo la opinión de un oportunista que solo aspira a mantenerse en el sueldo público, pero ese triste panorama no me hace añorar liderazgos como los de Susana que pueden hacer que recordemos con nostalgia la etapa de Zapatero.
Publicar un comentario en la entrada