lunes, 6 de abril de 2015

Medida para el fomento del empleo estable. Bonificación en las Cotizaciones por año de permanencia.



España sufre una alta temporalidad, el 24,24%, en comparación con nuestros socios de la Unión Europea. Esto se traduce en una excesiva rotación de las plantillas, una baja utilización de la formación continua y una menor productividad.

Dentro de las medidas que se contemplan para fomentar el empleo indefinido frente al temporal está la bonificación, rebaja, las Cotizaciones Sociales a la empresa que mantenga más tiempo a cada trabajador en su plantilla.

Una medida a la vez que favorece el empleo indefinido, también favorece  la formación continua lo que mejora la productividad y el descenso de los accidentes de trabajo.

La propuesta es la de reducir año a año las Cotizaciones Sociales respecto a cada trabajador que permanezca un año más en la empresa. Este beneficio por su propia definición solo beneficiaría a los trabajadores que permanecen en la empresa, indefinidos,  y por ello su efecto acumulativo año a año se constituye en un desincentivo a prescindir de este tipo de trabajadores pues la empresa perdería de inmediato el menor coste que disfruta por ellos, mayor por cada año que pasa.

Esta propuesta permite a su vez incentivar la contratación de los colectivos considerados  más vulnerables  -mujeres, discapacitados y mayores de 45 años- sin por ello distorsionar la opción a favor de otros colectivos de trabajadores de forma absoluta. 

La propuesta es la de reducir la cotización de cada trabajador mayor de 45 años, mujer o discapacitado en 0,25 puntos cada año de permanencia en la empresa y en 0,125 puntos para el resto de trabajadores.

Para una u otra categoría de trabajadores el límite superior de bonificación estaría en 8 puntos de cotización al año -de los 30,8 que supone la cotización por cada trabajador para la empresa- algo que si consideramos los 10.528 euros al año del Salario Mínimo Interprofesional estaríamos hablando de una reducción anual de hasta de 842 euros  por cada trabajador.

En el cuadro adjunto 1 se detalla la bajada anual acumulada en Cotizaciones Sociales para cada uno de los dos grupos de trabajadores considerados y en el cuadro 2 la plasmación grafica de lo que suponen dichos porcentajes de bonificación por cada año que pasa para cada categoría de trabajadores .

Como vemos año a año la bonificación del grupo  mujeres, discapacitados o mayores de 45 años dobla la del resto  hasta el momento en que el grupo que no es ni mujer o discapacitado llega a los 45 años cuando la distancia se equilibra hasta poder  llegar a igualarse.

Si consideramos el caso de una mujer o discapacitado que inicia su actividad a los 25 años  y se mantiene ininterrumpidamente en la misma empresa alcanzaría la máxima bonificación de 8 puntos a los 32 años de servicio, a los 57 años de edad.

Un trabajador no incluido inicialmente en el grupo de mujeres, discapacitados o mayores de 45 años que también iniciara su trabajo a los 25 años empezaría a deducirse 0,125 puntos por año hasta los 20 años de servicio que al alcanzar los 45 años de edad empezaría a bonificarse en adelante 0,25 puntos cada año con lo que alcanzaría el máximo de 8 puntos de bonificación a los 67 años.

Un trabajador que iniciara su prestación a los 45 años seria bonificado anualmente en 0,25 puntos, alcanzando los 5 puntos de bonificación a los 67 años, su ventaja sobre el resto es que el incremento de su bonificación sería el doble.

Coste de la medida

Los ingresos por cotizaciones previstos para 2014 en el Régimen General de la Seguridad Social eran de 76.052.750.000 euros. 
 
Dado que los ingresos por Cotizaciones de los trabajadores indefinidos suponen el 82% del total, la bonificación  supondría 364.400.421 Euros el primer año de aplicación.

Una cantidad inicial ridícula que no pone en peligro el sistema de la Seguridad Social pero cuyo efecto acumulativo puede ayudar al mantenimiento del empleo estable y de calidad.

Además dicho coste inicial puede ser asumido sin perjuicio para los Presupuestos de la Seguridad Social si tenemos en cuenta que en el 2014 se ha puesto en marcha el programa de ayuda extraordinaria para los parados de larga duración.

Dicho plan preveía que de 400 a 450.000 desempleados hicieran uso de esa prestación de 426 euros durante seis meses para lo que se había presupuestado 1.022 millones de euros. Si tenemos en cuenta que apenas 76.000 desempleados de los 450.000 inicialmente previstos han hecho uso del mismo vemos que hay presupuesto de sobra para afrontar esta bonificación en su primer año.

En el Cuadro 3 se hace una proyección del coste de dicha medida en los años sucesivos teniendo en cuenta un crecimiento acumulativo del 5% que recoja tanto el incremento de la población ocupada a tiempo indefinido como la previsible inflación.

Datos a considerar para los cálculos de la repercusión de la medida propuesta

En España hay 3.868.600 ocupados mayores de 45 años varones No discapacitados

Del mismo modo hay 306.800 discapacitados ocupados

Y por último hay 8.010.800 mujeres ocupadas.

En conjunto los potenciales beneficiarios de la mayor bonificación del 0,25 anual representan el 69,92% de la población ocupada en España.

Cuadro 1


Mayores de 45, Mujeres y Discapacitados
Resto
 1
0,25
0,125
2
0,5
0,25
3
0,75
0,375
4
1
0,5
5
1,25
0,625
6
1,5
0,75
7
1,75
0,875
8
2
1
9
2,25
1,125
10
2,5
1,25
11
2,75
1,375
12
3
1,5
13
3,25
1,625
14
3,5
1,75
15
3,75
1,875
16
4
2
17
4,25
2,125
18
4,5
2,25
19
4,75
2,375
20
5
2,625
21
5,25
2,875
22
5,5
3,125
23
5,75
3,375
24
6
3,625
25
6,25
3,875
26
6,5
4,125
27
6,75
4,375
28
7
4,625
29
7,25
4,875
30
7,5
5,125
31
7,75
5,375
32
8
5,625
33
8
5,875
34
8
6,125
35
8
6,375
36
8
6,625
37
8
6,875
38
8
7,125
39
8
7,375
40
8
7,625
41
8
7,875












Cuadro 2
 
 
Cuadro 3

AÑO
COSTE ANUAL
1
364.400.421
2
747.020.863
3
1.148.772.324
4
1.570.611.361
5
2.013.542.349
6
2.478.619.886
7
2.966.951.299
8
3.479.699.282
9
4.018.084.664
10
4.583.389.315
11
5.148.693.966
12
5.771.942.343
13
6.426.353.138
14
7.113.484.472
15
7.834.972.372
16
8.592.534.667
17
9.387.975.076
18
10.223.187.505
19
11.100.160.555
20
12.020.982.257



Conclusión 

Los ahorros para el conjunto de empresas, suponiendo que  todos y cada uno de los trabajadores españoles mantenga su empleo en la misma empresa después de 20 años se resume en el Cuadro 3 donde se recoge un incremento acumulativo del  5% año a año para recoger los incrementos  de población ocupada de manera indefinida y el crecimiento de la inflación.

Lo que es evidente es que visto la cantidad de dinero que las empresas ahorrarían con dicha medida referida a cada trabajador individual y en conjunto, su perdida en caso de prescindir de ellos será un argumento a favor de mantener el puesto de trabajo, formarlo y motivarlo para que siga en la empresa y desarrolle dentro de la misma su carrera profesional.
Publicar un comentario