miércoles, 22 de abril de 2015

Una necesaria reforma de la Administración Local. La unificación en la interpretación de las normas por Secretarios e Interventores



En mis años en la Administración Local como concejal de la oposición y posteriormente Director General siempre me ha sorprendido de que lo que fuera posible en Málaga, Cádiz, Córdoba, etc. no lo era en Sevilla o viceversa estando regidos dichos municipios por las mismas leyes.

Y eso por el distinto criterio de los Secretarios o Interventores de los distintos municipios. Este es  un grave problema porque lleva  la inseguridad jurídica a la labor de gobierno, la esencial tarea de control de la oposición y produce desconcierto en los ciudadanos que ven como iguales normas son interpretadas de forma distinta, cuando no contradictoria, en uno u otro municipio por la opinión que sobre un tema o norma tenga el habilitado nacional correspondiente, Secretario o Interventor.

Esta situación produce que inversiones o gastos no puedan ejecutarse porque el Interventor de turno entiende que lo que el Alcalde o concejal de gobierno entiende que es un gasto de mantenimiento, como por ejemplo la reparación de caminos de albero en un parque, para el Interventor es una inversión sin estar prevista dicha inversión en el presupuesto.

Pues bien esto tiene fácil solución y no es otra que la instauración de una Dirección general a nivel de toda España y otra a nivel autonómico  donde se solventaran las diferencias de interpretación de las normas de cada ámbito y poder establecer así la unificación de doctrina.

Así ocurre a nivel nacional con los Notarios y Registradores de la Propiedad, existe una Dirección General específica a la que dirigirse y que dirime las controversias y establece la interpretación a la norma con la consecuente actuación homogénea en el territorio nacional.
Publicar un comentario