martes, 2 de junio de 2015

Ciudadanos en la encrucijada. Si no se aclara puede acabar como el PA, ”ni chicha ni limoná”


Se dice que las grandes subidas preceden a las grandes caídas y eso le puede pasar al Ciudadanos si no se anda con tiento en los pactos post electorales en municipios y autonomías.

Ciudadanos, un partido sin implantación territorial hasta ahora, se ha nutrido de ex militantes de UPyD, descontentos con el PP, nuevos votantes y votantes del PSOE alejados del dogmatismo que ahora exhibe su líder Pedro Sánchez. Y ese batiburrillo lo ha tenido que digerir en muy poco tiempo, sin que se supiera muy bien cuál era su ideario, su programa y al servicio de la imagen de Albert Rivera.

Si todo esto le ha valido para llegar más complicado tiene que le sirva para quedarse y ahí es donde entra el ejemplo del PA.

El Partido Andalucista tuvo en su momento un mensaje propio, claro y diferenciado que le llevo a tener un diputado en el Congreso de los Diputados y diputados autonómicos en el Parlamento de la Comunidad Autónoma catalana además de una fuerte implantación territorial en Andalucía.

Sin embargo su declive nació de los pactos electorales con el PSOE cambiando la alcaldía de Granada por la de Sevilla, siguió su pacto con el PP en la alcaldía de Sevilla para más tarde aliarse con el PSOE en Sevilla y la Junta.

Tantos bandazos basados únicamente en la consecución de poder institucional y territorial terminaron por desorientar a su electorado que antes que votar imitaciones prefirió decantarse por formaciones ideológicamente coherentes como el PP o el PSOE llevándole a su práctica desaparición, certificada en las últimas elecciones autonómicas y nacionales.

Pues bien eso puede pasarle al Ciudadanos más pronto que tarde si equivoca el sentir de quienes lo votaron. Bien está que solicite la ausencia de imputados en las instituciones, mayor transparencia en la gestión pública pero entrar en que el PP en Granada, por ejemplo, sustituya al actual alcalde, Pepe Torres Hurtado, y candidato más votado es otra cosa.

Condiciones como estas, ajenas a programas o posturas ideológicas se  parecen más a excusas de quien está buscando una salida en falso para incumplir su promesa de apoyar a la lista más votada, seguramente por los pactos –que no conoceremos- por apoyar a Susana Díaz para la presidencia de la Junta.

Así el estado de opinión pública, la difusión instantánea de la información y la penetración de los medios de comunicación, especialmente los televisivos, en nuestras vidas pueden hacer que una postura no definida de Ciudadanos votando aquí o allá al PP o PSOE indistintamente sin criterios claros y coherentes pueden llevar más pronto que tarde a Ciudadanos a diluirse en las próximas generales.

Se sabe la historia, la del PA, lo que no se sabe es sacar las conclusiones de la misma y evitar iguales equivocaciones. El ser humano es el único animal que tropieza dos o más veces en la misma piedra, y así seguimos.
Publicar un comentario