martes, 16 de junio de 2015

Ha muerto Ana Maria Vidal Abarca. Un ejemplo de entereza y dignidad en la lucha contra el terrorismo

Ana María Vidal Abarca, una de las fundadoras de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), ha fallecido a los 77 años en Madrid.

Vidal Abarca puso en marcha la AVT junto con Sonsoles Álvarez de Toledo e Isabel O'Shea en 1981, tan solo un año después de que ETA asesinara al comandante de Caballería Jesús María Velasco en un atentado en Vitoria.

Dos de sus cuatro hijas fueron testigos del atentado, por lo que decidió trasladarse meses después a Madrid, donde fundó la asociación con el fin de aunar a las víctimas para, de una forma colectiva, reivindicar derechos y reclamar justicia, prestar la ayuda necesaria, moral o material, y colaborar en todas las actividades que redunden en beneficio de las víctimas.

En 1989 fue nombrada presidenta de la organización. Una de las principales luchas de la Asociación ha sido la atención institucional a las víctimas, lograda con la aprobación de la de Ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo, en septiembre de 1999.
 
Para la AVT, Vidal-Abarca consiguió durante su mandato, además del reconocimiento moral de la sociedad hacia las víctimas del terrorismo, la personación de la Asociación en 390 causas de terrorismo y que haya casi 500 personas con asistencia psicológica y más de mil becas de ayuda al estudio. 

Un ejemplo de dignidad en el que muchos les duele mirarse. Descanse en paz.
Publicar un comentario