viernes, 5 de junio de 2015

La "nueva política" es más de lo mismo. Esto se resolvía con la segunda vuelta



Quienes como Podemos y Ciudadanos se presentaron como un cambio radical están cayendo en los mismos vicios de los que les precedieron. 

Pactos de despacho, comidas en reservados, pactos anti y pelea por los puestos de Alcalde o Presidente de Comunidad. La condición humana es así e ingenuo el que crea que la puede cambiar.

Pero si es cierto que es difícil cambiar la condición humana no lo es tanto cambiar las reglas y con ello evitarnos este bochornoso espectáculo y dejar en manos de los ciudadanos la formación de mayorías estables.

Y la respuesta no es otra que la “segunda vuelta”. Se vota y si ninguno de los candidatos logra la mayoría absoluta se vota de nuevo entre los dos candidatos más votados.

Así y solo así se le devuelve al ciudadano su papel predominante en la formación de mayorías alejándolo de pactos que pueden responder más a intereses particulares que a la defensa del interés común.

Solo hay que ver lo poco o nada que los “partidos bisagra” se acuerdan de esta solución cuando pueden forzar concesiones por la fuerza de sus votos que no representan a la mayoría.

La imagen que ilustra este comentario puede trasladarse a cualquier otro candidato o formación política. 
Publicar un comentario