lunes, 30 de junio de 2014

El lechero, el Estado de Derecho y los exabruptos de Mónica Oriol


A la vista de las declaraciones  de la Presidenta  del Círculo de Empresarios, Mónica Oriol “El problema es que luego nos da miedo criticar al poder porque en cuanto sacas un poco la patita te manda un inspector de Hacienda o uno laboral y luego te cierran la empresa o te ponen multas”, España estaría lejos de ser una democracia al modo y tal como la definía Winston Churchill “cuando alguien llama temprano al timbre de la puerta, se sabe que es el lechero”.

A mi esta opinión  de la Sra. Mónica Oriol me parece una salida de pata de banco.

No es la primera que se le conoce, pues anteriormente pidió rebajar el salario mínimo a los jóvenes sin formación para a continuación tener que retractarse


Como funcionario en ejercicio de la Inspección de Trabajo tengo que decir que no conozco un caso en que se nos haya instrumentalizado tal como indica esta Sra. y me parece que mis compañeros de Hacienda podrían afirmar lo mismo.

A mí lo que me parece es que esta señora no ha asumido aún lo que es un cargo público, la repercusión de las opiniones de estos y el que está sometido a la crítica pública, y ahí es donde me parece que esta Sra. falla.

Da la impresión de que esta más acostumbrada a que le rían las gracias en torno a un gin tonic en el Club ecuestre de Barcelona que a exponerlas y contrastarlas con quien de seguro no las comparte.

Por eso señora, en mi opinión, el problema está en Ud. y no en España, el reparto de poderes y el estado de Derecho que la sustenta. De los palos también se aprende, ahora falta que alguien como Ud., que ha asumido tan alta representación y función, sea merecedor de ella.

 
Publicar un comentario