viernes, 9 de octubre de 2015

¿Es España un lugar atractivo para abrir empresas? Así nos ve el Banco Mundial (I) .Obtención de permisos de construcción


En este artículo vamos a demostrar como con la simple copia de las mejores prácticas dentro de España podríamos reducir esa media de 12,6 trámites, 172,4 días y el 5,0% del valor para obtener un permiso de construcción a 9 trámites,  69 días y el 3,7% del valor.  Un pequeño esfuerzo para reducir en un 29% los trámites, un 60% el tiempo y un 26% el coste merece la pena.

Recientemente el Banco Mundial ha publicado  “Doing Business en España 2015” en el que valora a España  en cuanto a facilidades para hacer negocios.

El documento analiza  en 19 ciudades españolas  la tramitación de la apertura de un negocio, la obtención de un permiso de construcción, la contratación del suministro eléctrico y el registro de una propiedad  posicionando a cada una de ellas y trasladando una valoración global de país.

Desgranamos dicho documento y mostramos las mejores prácticas para subir en el escalafón empezando por la Obtención de permisos de construcción.

Como base del estudio El Banco Mundial toma  un proyecto  de  construcción de  un almacén y su conexión a la red de agua y saneamiento incluyendo las inspecciones anteriores, simultáneas y posteriores a su conclusión.

En España, las 19 ciudades analizadas[1][i] ,  requieren una  media de 12,6 trámites, 172,4 días y el 5,0% del valor del almacén para llevarlo a cabo. Estas son  cifras similares-en trámites y tiempo-a la media de la Unión Europea. 

Sin embargo, el coste, 5%, es 2 veces superior a la media europea (2,3%) y casi 3 veces superior a la media de los países con más altos ingresos de la OCDE (1,8%).

Entre una ciudad y otra se observan grandes diferencias, ya que se trata de un área de competencia eminentemente municipal.

Es más sencillo en Logroño donde son necesarios 11 trámites, se consumen 101 días y su costo supone el 3,4% del valor del almacén  si bien el número de trámites es aún menor en  Badajoz, 10, al no necesitarse la licencia de primera ocupación.

Si tenemos en cuenta  que solo 9 trámites son comunes y obligatorios en todas las ciudades españolas, Logroño y cualquiera de  las otras 19 ciudades podrían prescindir de la comunicación de inicio de obras, solicitud de conexión a suministros, de la solicitud de primera ocupación y de la  Inspección final de obra lo que mejoraría nuestra posición internacional si tenemos en cuenta que en ciudades como Ceuta se llevan a exigir 17 trámites para alcanzar el mismo resultado.

Eso en cuanto a los trámites.

En lo que respecta al tiempo Logroño con 101 días se destaca como el mejor ejemplo a seguir. De esos 101 días que consume  71 corresponden a gestiones ante el  Ayuntamiento de Logroño.

Eliminar, en Logroño, los cuatro trámites y permitir que la Primera Ocupación, como se hace en 11 de las 19 ciudades estudiadas, se obtuviera por declaración responsable  supondría reducir  los plazos en 32 días, quedando la tramitación en 69 días lo que mejoraría notablemente nuestro posicionamiento respecto a la Unión Europea, si se copiaran trámites y su forma de gestionarlos por el resto de ciudades.

Respecto a las otras Administraciones o empresas que participan en el proceso indicar que se podría ahorrar más días de tramitación si por ejemplo el Colegio de Arquitectos de Logroño fuera más ágil en su gestión pues por ejemplo el Colegio de Arquitectos de Sevilla consume 7 días frente a 14 de Logroño.

Por último y en cuanto al coste decir que la diferencia fundamental entre una ciudad u otra está en los costes municipales pues viene a  suponer  el 91% del coste de todo el proceso y de nuevo Logroño con 33.398€ se posiciona en el mejor lugar al aplicar un único tipo del 3,07% sobre el presupuesto de obra mientras en otras ciudades como Sevilla suponen 64.022€ al aplicarse tasa de obras e ICIO, que suman un 5,7% del Presupuesto y añadir la tasa de Primera ocupación (2.013€).

Mientras eso es así para los costes municipales los costes de los visados colegiales varían sustancialmente de una ciudad a otra no solo en el importe sino en la complejidad de su cálculo.

Mientras visar un proyecto de ejecución de las características del caso de estudio en el Colegio de Arquitectos de Las Palmas de Gran Canaria tiene un coste de 2.879 EUR y su cálculo depende de 7 variables diferentes, un visado de las mismas características en el Colegio de Arquitectos de Albacete cuesta 429 EUR y su cálculo depende únicamente de la superficie construida. En el caso de Logroño su coste es de 693€.

Frente a ello los costos de Notaria y Registro son equivalentes en todas las ciudades con importes entorno a los 1.000€.

Teniendo en cuenta que comparado a nivel internacional, el coste medio-5%- es muy superior a países como Alemania —con el 1,1%— o Suecia —con el 2,4%—, pero similar a Francia —con el 4,7%— tendremos una idea clara de la importancia de reducir este factor para posicionarnos internacionalmente como un lugar atractivo donde localizar un negocio.

La experiencia en países como Dinamarca, Nueva Zelanda o Suecia muestra cómo el proceso de obtención de permisos de construcción puede ser relativamente sencillo y, a la vez, prudente y seguro. En estos países, las reformas han girado en torno a 3 vertientes: la implicación del sector privado en diferentes fases del proceso, la gestión basada en el riesgo —priorizando inspecciones en función del riesgo o incrementando o trasladando responsabilidades al técnico redactor del proyecto— y la apuesta por el uso de nuevas tecnologías, como la gestión de expedientes de manera electrónica, la implantación del Building Information Modeling (BIM) y los Sistemas de Información Geográfica (GIS) o la creación de ventanillas únicas electrónicas

Mejoras en la puesta en marcha de la regulación pueden traer beneficios no solo para las empresas constructoras, sino también para los propios gobiernos y la economía en su conjunto. Un estudio realizado por PWC para el Instituto Americano de Arquitectos  asoció una reducción de 3 meses en el tiempo de expedición de las licencias de construcción a un incremento del 16,5% en la recaudación del impuesto sobre la propiedad y del 5,7% en la inversión en construcción.

El mismo estudio cuantificó el efecto arrastre del sector en la economía estadounidense, estimando que por cada 10 puestos de trabajo relacionados con un proyecto de construcción, otros 8 puestos se crean en pequeñas y medianas empresas a nivel local.

Si vemos la situación del empleo español parece que un esfuerzo de reducción de burocracia y agilidad en la tramitación por los Ayuntamientos está más que justificado.



[1] Sevilla, Madrid, Santander, Gijón, Valencia, Badajoz, Logroño, Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona, Palma de Mallorca, Murcia, Albacete. Zaragoza, Valladolid, Bilbao, Vigo, Melilla, Ceuta y Pamplona



[i] Sevilla, Madrid, Santander, Gijón, Valencia, Badajoz, Logroño, Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona, Palma de Mallorca, Murcia, Albacete. Zaragoza, Valladolid, Bilbao, Vigo, Melilla, Ceuta y Pamplona
Publicar un comentario