martes, 27 de octubre de 2015

IVA del 25%, sin Salario Mínimo y sin indemnización por despido ¿De verdad quiere Podemos que España se parezca a Dinamarca o es que simplemente no saben de lo que hablan?


La izquierda española siempre ha suspirado por el “modelo escandinavo”. En su momento  Felipe González bebía los vientos por el modelo sueco de Olof Palme y ahora Pablo Iglesias con Podemos detrás no iba a ser distinto.

Y sin embargo esta aproximación o fascinación se hace desde el simplismo o la simple ignorancia.

Y es que parecen no haber reparado en que en los países nórdicos no existe un salario mínimo, lo mismo que no existe en  Alemania, Italia o Suiza pero es que además tampoco existe en Dinamarca la indemnización por despido y las pensiones públicas están sostenidas por los impuestos generales y las contribuciones personales, mientras que los empresarios aportan un porcentaje bastante reducido al sistema, muy alejado del 39% sobre los salarios que pagan en España.

En cuanto a los impuestos el IVA tiene un tipo único del 25% para todos los productos- los pañales y los yates de lujo- y lo otros impuestos indirectos (matriculación de vehículos, energía, bebidas) son más caros en Dinamarca que en España, al igual que el IRPF, aunque el impuesto de sociedades es menor, el 25%.

Pero es que ni siquiera esta gran recaudación impositiva hace que los países escandinavos gasten más que España en “Gasto Social”.

Como ya dijimos en este blog http://lalibertaddeelegir.blogspot.com.es/2015/05/la-fortaleza-del-mito-frente-la.html España se sitúa en el 4º puesto en “Estado del Bienestar” solo por detrás de Francia, Bélgica e Italia mientras que Dinamarca se encuentra en el sexto puesto y Suecia ocupa el noveno.

La creencia de que un gran volumen de gasto público  sostiene su alto nivel de renta es una falacia alejada de la realidad.

La envidiable situación de Dinamarca se debe a unas administraciones  muy favorables a la acción empresarial, a la inserción de Dinamarca en la economía mundial y a su capacidad de aprovechar las ventajas comerciales de la globalización.

Por eso sorprende que un país de sólo 5,6 millones habitantes (menos que Madrid),tenga un comercio internacional (importaciones más exportaciones) del 102,6% del PIB (España 64,2%). El verdadero soporte de Dinamarca no es el gran volumen de gasto público, sino ser una de las economías más liberalizadas del mundo, como pone de manifiesto su posición en el índice Doing Business sobre la facilidad para hacer negocios: ocupa el cuarto lugar, mientras que España es la trigésimo tercera. Lo mismo sucede en el índice de Libertad Económica (puesto 11 frente a nuestro 49) o en el Global Competitiveness Index (puestos 13 y 35, respectivamente).

Por ello hay que reconocer que sólo una potente economía de mercado es capaz de soportar un gran volumen de gasto público.
Entonces ¿te enteras Iglesias? ¿Todavía quieres hacer en España lo que hacen en Dinamarca? Visto lo visto yo me apunto, no sé tú y los tuyos.
Publicar un comentario