lunes, 10 de noviembre de 2014

El pensamiento único no admite discrepancias. Los pseudoecologistas atacan al investigador del CSIC Miguel Ferrer. La libertad de expresión y de opinión no es un valor para estos señores


Este Domingo la redactora de El Mundo de Andalucía, Berta González de la Vega, se constituía “boca prestada” de una andanada de Ecologistas en Acción contra el investigador del CSIC Miguel Ferrer Baena por atreverse a decir en ABC que el dragado de profundización del Guadalquivir no tenia porque afectar al Parque Nacional de Doñana y que en todo caso sus efectos son corregibles con las medidas de protección de márgenes.

Siempre me ha parecido increíble el atrevimiento de quienes bajo la etiqueta de “ecologistas” se pronuncian con total rotundidad sobre todo aquello que afecte al medioambiente sin ningún bagaje profesional o académico. Y si increíble es su atrevimiento más lo es el eco que tienen en los medios de comunicación, administraciones y alguna judicatura.

Y ello aunque sus opiniones, que no son más que esto, vayan en contra de personas de reconocida trayectoria profesional o académica como es el caso de Miguel Ferrer Baena, licenciado en Biología, que  ha sido director de la Estación Biológica de Doñana (EBD) desde 1996 a 2000, director de la Raptor Research Foundation y actualmente preside de la Fundación Migres, además es investigador asociado de Hawk Mountain Sanctuary en Pensilvania(USA) así como profesor adjunto de la Universidad de Boise, Idaho (USA).

Pues bien ha bastado salirse del discurso oficial para que en el referido artículo traten de desacreditarlo mencionando el encargo que le ha hecho el Puerto de Sevilla por 145.000€ o que la Fundación que preside haya elaborado los dos estudios de impacto ambiental  para la reapertura de la mina de Aznalcollar.

Y es que los señores de Ecologistas en Acción y otros que los usan como mamporreros  parecen no creer que la ciencia, como en el resto del mundo, sirva para dar soluciones a problemas medioambientales antes que para crearlos. Hasta en eso pretenden que España sea diferente. Lo que es la libertad de expresión parecen que solo existe para ellos y quienes los jalean.

Así nos va.

 

 
Publicar un comentario